miércoles, 31 de mayo de 2017

Las máquinas expendedoras que revolucionaron el mercado


 Maquinas Vending en Guadalajara


El vending más allá de las papas y los refrescos.

Las máquinas expendedoras o vending son excelentes opciones para echar a andar modelos de negocio innovadores, con una inversión de tiempo y dinero mínima.

En México, es común encontrar máquinas vending que ofrecen los típicos refrescos, papas fritas y caramelos. Sin embargo, ¡hay un mundo de posibilidades rentables por explotar! Y en este ámbito, los asiáticos son un ejemplo a seguir por su creatividad.

¿Sabes lo que puedes comprar en las máquinas vending de Japón?
Cosas útiles: pilas, paraguas, anzuelos de pesca…

¿Qué te parecería encontrar en una oficina de trámites públicos mexicana una máquina que ofreciera productos como estos? plumas, lápices, engrapadoras de bolsillo, cajitas de clips, paquetes pequeños de hojas blancas, celulares, audífonos, cargadores de celular, pilas, tarjetas de tiempo aire… o hasta algún anzuelo para convencer al funcionario en turno…

Cosas que alimentan el alma: amuletos en los templos budistas, libros, películas…

¿Te imaginaste una máquina vending a la entrada de algún santuario mexicano ofreciendo medallas, folletos de oraciones, rosarios, figuritas y estampas de santos? ¡Nosotros también!

¿Y qué tal recetarios y libros de nutrición en una máquina vending en tiendas de conveniencia, mercados y supermercados?

Cosas para alimentar el estómago: vasitos de fideos instantáneos, platos de fideos calientes, sushi, botellas de sake, vasos de sake listos para consumirse, arroz, rebanadas de manzana deshidratada, botellas de salsa y cajitas de huevo.

¡Sí! Comida lista para consumirse o ingredientes como botellas de salsa, cajas de harina para hot cakes, frascos de café, cajitas de puré de tomate; comida sana como ensaladas, sushi, baguettes, frutos secos o fruta deshidratada; antojos como burritos y hamburguesas que sólo requieren calentarse: ¿por qué no encontrarlos a la entrada de torres de departamentos?

Todos apreciamos evitarnos una vuelta a la tienda o tener comida lista cuando llegamos tarde  y cansados a casa.

Cosas insólitas: ropa interior nueva, sellos, carritos de juguete…

¿Por qué no instalar una máquina vending de pequeños regalos interesantes a la entrada de un cine o en un centro comercial?

En realidad, iniciar un negocio como este es más sencillo de lo que crees. La inversión es baja y genera ganancias dedicándole poco tiempo. Lo más importante es encontrar un espacio con alta circulación de personas que tengan una necesidad en común.

¿Qué vender? ¡La imaginación es el límite!


Para más información sobre las Máquinas Vending, Contáctanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario