jueves, 6 de octubre de 2016

El ABC del Vending. ¿Cómo empezar mi negocio?

Felicidades si ya te encuentras en el punto de decisión para adquirir tu nuevo equipo vending. Con la preparación y dedicación necesarios, pueden abrirse las oportunidades para diversificar y lograr la independencia económica.

Ahora, ¿por dónde empezar?

1.Estudia la ciudad y detecta puntos de oportunidad. Empresas con muchos trabajadores, sitios concurridos, lugares con tráfico relativo pero carentes de elementos de conveniencia. Enhorabuena si cuentas con sitios propios, para ahorrarte el trabajo de convencimiento y las comisiones por acuerdos de uso de espacio hechos con los dueños de la ubicación. 

2.Define los productos base. A partir de los sitios potenciales estudiados, arma una selección de productos que serían llamativos y dentro del alcance económico de las personas que pasarían cerca de la máquina vending. La mezcla de productos puede cambiar con el tiempo en respuesta al éxito o fracaso de los productos propuestos.

3.Ubica proveedores. Este proceso no tiene fin; un negocio exitoso de vending es el que se maneja buscando constantemente las mejores ofertas y los mejores tratos, para aspirar a tener un buen margen sin tener que alzar los precios.  

4.Adquiere inventario base. Puede ser un inventario de seguridad en la medida de la disponibilidad de los productos y el tiempo de respuesta de tu proveedor.

5.Instalación de la máquina. Se lleva al sitio, se llena de efectivo para dar cambios y se configuran precios, para luego surtir de producto.

6.Definir puntos de resurtido y mantenimiento. Para los mejores resultados, debe cuidarse que la máquina tenga buena apariencia y que siempre cuente con producto para vender. Se programará un calendario de visitas para asegurar que siempre esté lista, surtida y sin desperfectos.

7.Contabilidad. Pagos a proveedores, gastos de operación como combustible y sueldos, el negocio vending bien manejado nos dará la visibilidad necesaria para identificar obligaciones fiscales y el anhelado punto de equilibrio.

Como se advierte a cualquier persona que decide embarcarse en cualquier negocio, debe tenerse en cuenta que las condiciones en donde se opere son diferentes y funcionan con distintos grados de éxito y velocidades en resultados. Aún así, en sitios con resultados estándar han podido lograr el punto de equilibrio en poco más del año, considerando la inversión de equipo de unos 5,000 a 6,000 dólares.

A considerar, para mejorar las expectativas de éxito del negocio, se debe considerar ahorros o fuentes de capital alternas para sobrellevar el tiempo mientras se llega al punto de equilibrio. Principalmente, hay que tener en cuenta los gastos de operación, que no cesarán, haya éxito o no:

  • Renta. El monto mensual pagado por derecho de piso y la electricidad que consuma la máquina. Parte de este pago puede manejarse diferente, dependiendo del acuerdo pactado (comisiones)
  • Inventario de producto. Incluyendo el contenido en máquinas y la bodega.
  • Transporte. Esto incluye combustible gastado por las rondas a conseguir inventario nuevo y las visitas a ruta para reabastecer las máquinas y retirar dinero. También los pagos a estacionamientos, peajes.
  • Mantenimiento. Gastos por visitas de técnicos especializados a diagnosticar, transporte a taller para servicio avanzado. Las máquinas modernas son robustas y sus necesidades de servicio son menos frecuentes; sería recomendable una revisión preventiva anual. 
  • Operativos/Administrativos. En el caso de tener personal contratado para atender rutas y realizar tareas administrativas y contables, sus sueldos y las contribuciones de ley. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario