martes, 29 de mayo de 2018

Emprende hoy mismo y empieza a vivir tu vida



Seguramente has escuchado a alguien hablar sobre emprender o conoces a alguien que es emprendedor, o quizá tu eres un emprendedor. Si es tu caso, seguramente estás muy consciente que emprender no es tan simple ni se reduce a “no tener un jefe regañón” o “poder dormir hasta tarde por las mañanas”, ¡Para nada!

Al principio, el emprendedor escucha miles de razones por las que no debería emprender: es demasiado riesgoso, podrías endeudarte, no dormirás, te quedarás sin vida social, etc. Pero a pesar de estas y muchas más incertidumbres, las personas se siguen sintiendo atraídas al mundo empresarial.

Por cada razón para no emprender, hay dos para sí hacerlo: Serás dueño de tu tiempo, aunque esto no significa que siempre serás libre, te sentirás orgulloso de ti mismo y de lo que logres, la seguridad laboral depende totalmente de ti, con el networking conocerás todo tipo de personas, buscarás hacer el bien y no solo las ventas de tu producto o servicio.

Si creías que el paso más difícil era decidirte a emprender, espera a que tengas que decidir cuál será tu negocio. Actualmente existen miles de maneras de emprender y aunque hay opciones que te prometerán mucho dinero en poco tiempo, un buen emprendedor sabe que es mejor ir lento pero firme en el camino del emprendimiento.

Una de las estrategias más seguras es invertir en máquinas expendedoras tipo ‘vending’. ¿Por qué? Te explicamos todas las razones:

1. Es un modelo de negocio diferente: Este mercado viene al alza, poco a poco ha crecido y tiene mucho por explotar, es el momento de acapararlo.

2. Inversión baja: La inversión en este negocio es pequeña y se recupera rápidamente, además las maquinas no necesitan una jornada de trabajo limitada, ni vacaciones, ni seguro médico, nunca paran y siempre estarás obteniendo ingresos.

3. Libertad: Una máquina expendedora solo requiere de ti una vez al día y por un corto periodo de tiempo, basta con cerciorarte que la maquina esté funcionando bien o detectar la avería, repararla y ¡listo!

4. Ingreso extra: Aún si tuvieses un trabajo formal, puedes adquirir una máquina expendedora que te entrega ganancias extras mientras tu continúas con tus actividades regulares durante el día.

5. Olvídate del personal: Este modelo de negocio solo necesita de ti y un transporte que te permita resurtir las máquinas. La administración del negocio es realmente sencilla y para las cuestiones del mantenimiento, el servicio y mano de obra de reparación, sus precios son sumamente accesibles.

Cotiza la máquina de tu preferencia con Grupo Biz y empieza tu Negocio de Máquinas Vending con asesoría de los expertos. 

Las Máquinas Vending te dan la libertad que tanto quieres



El cambio generacional en los puestos de trabajo convencionales al interior de empresas establecidas y organismos públicos ha evidenciado los intereses, forma de pensar y ganas que los jóvenes tienen de desarrollarse plenamente en el ámbito profesional, sin descuidar su salud física y mental, ni sacrificar su vida social e intereses personales.

Quizá, esta mentalidad vino a despertar y/o contagiar el mismo espíritu en quienes ya llevaban años atados a un puesto de trabajo durante ocho o más horas en una silla frente a la computadora, arraigados a un esquema de un solo día de descanso semanal que no siempre (o tal vez nunca) alcanza para satisfacer las necesidades individuales y afectivas de cada persona.

Frente a este panorama, cada vez son más las personas que buscan actividades alternativas que les permitan mantener en equilibrio todos los aspectos de su vida, sin que eso represente la quiebra financiera. Aunque muchos no lo crean y otros tantos lo desconozcan, actualmente existen modelos de negocio que requieren poca inversión, poco tiempo y poco esfuerzo, a cambio de ganancias sin tope máximo de ingresos.

Un ejemplo que reúne todas las características descritas, son las máquinas expendedoras o de ‘vending’. Se trata de un modelo altamente bondadoso, ya que su operación es automatizada, es decir, no requiere de la supervisión permanente de una persona.

Además, no tiene límite horario, y al estar disponible las 24 horas del día para los consumidores, ese mismo tiempo permanece generando ganancias para el propietario. Incluso si tienes un empleo en el sector productivo formal, adquirir y poner a trabajar una máquina vending puede darte la entrada de dinero extra que tú y tus compromisos económicos tanto necesitan.

Las máquinas expendedoras ofrecen un importante margen de ganancias, de entrada, porque la inversión para ponerlas en marcha es mínima. Otras de sus fortalezas son el uso de la tecnología, las posibilidades de variedad y versatilidad en los productos que entregan y su adaptabilidad a diferentes grupos de consumidores.

Lo mejor y más importante, es que quienes las adquieren tienen libertad para hacer las actividades que deseen todo el tiempo, con la certeza de que su máquina está generando dinero para ellos.

Cuando piensas en iniciar tu propio negocio o generar una fuente de ingresos extra, sin duda debes considerar hacerte de una máquina de vending, pues se trata de un esquema infalible de ventas al detalle que al menos durante las últimas tres décadas se ha utilizado con éxito en prácticamente todo el mundo.

Gracias a su utilidad y demanda, las máquinas vending permanecerán vigentes en el mercado, por lo que puedes estar seguro de que tendrás el tiempo suficiente para ver redituada tu inversión y generar prósperas ganancias.

¡No lo pienses más! Pide asesoría y empieza a gestionar la compra de tu Máquina Expendedora

Haz algo que sea tuyo



Ser emprendedor es mucho más que un concepto o palabra de moda de los últimos años. Aventurarte a apostar tu tiempo, esfuerzos y patrimonio en un proyecto o negocio nuevos, es tener en mano la llave de la libertad financiera y de la construcción de tu futuro.


Como ya sabemos, generar un negocio propio, sobre todo al inicio, requerirá un importante y dedicado trabajo, que irá desde un examen individual de la persona y del profesional que eres, para averiguar qué quieres y hasta dónde deseas llevarlo. El mercado es altamente competitivo, por lo que cualquiera que sea tu idea deberá ser creativa y original, para que se distinga del resto y tenga mayores posibilidades de éxito.

La parte más importante viene cuando, luego de emprender, te conviertes en una persona capaz de realizar sus más anhelados sueños. En el plano económico, te conviertes en el propietario de todo lo que te rodea y te da ingresos, mientras que, en lo personal, empezarás a cosechar los frutos del esfuerzo invertido a manera de tiempo libre, personal de apoyo e ingresos que tú mismo podrás definir y controlar.

Por todo lo anterior, podemos decir con certeza que no hay nada mejor que tener algo propio. ¿Aún no estás seguro? Te presentamos algunos puntos que lo demuestran:

Ingresos variables

Lo que muchos pueden ver como una desventaja, un buen emprendedor sabe capitalizarlo. Tener ingresos variables sin que nadie dosifique para ti un salario establecido hace que mes a mes, tus ganancias puedan aumentar libremente, sin tope máximo. Todo dependerá de lo que hayas trabajado.


Libertad de horario

¿Tuviste o tendrás un día ocupado? Avanza en tus pendientes durante la noche. ¿Viajaste? Recupera el tiempo no trabajado durante el fin de semana. Son pequeños esfuerzos que se recompensan con la libertad de programar tus actividades de manera libre, sin tener que rechazar compromisos sociales, familiares o cuidados de la salud por estar cubriendo un horario fijo de trabajo.  


Trabaja desde donde quieras

La sala de tu casa, tu café favorito en el centro comercial, la playa a donde fuiste de fin de semana o la mesa del comedor de tu mejor amigo; tú decides en qué lugar trabajar. La oficina va siempre contigo en tus dispositivos móviles y laptop, lo único que requieres es tu esquema de administración, proyecto y tus propios conocimientos.


Elige con quién trabajar
Las políticas de asociación, contratación y prestación de servicios las establece el propietario del negocio, o sea, tu. De esta manera, nada te compromete a trabajar con las personas que no congenian con tu visión, o que, por algún motivo personal, no desees hacerlo.

Existen numerosos modelos de negocio. Emprende ya el tuyo, conoce la variedad de Máquinas Vending que Grupo Biz te ofrece y conoce las ventajas de administrar este original y redituable negocio. 

¡Rompe la rutina, ya!



Casi en automático, cada mañana iniciamos nuestros días de manera rutinaria, repitiendo procesos que dejamos de disfrutar. Desde pedirle los clásicos 5 minutos más al despertador, para luego levantarnos, darnos una ducha, vestirnos, desayunar -a veces no, por las prisas- y cuando nos damos cuenta, ya estamos en nuestro lugar de trabajo. Los días se van convirtiendo en semanas, meses, hasta que se vuelven años los que vivimos de forma monótona y sin variar.

Piensa: si pudieras, ¿Qué cambiarías de tu rutina diaria? ¿Por qué no hacerlo una realidad? La clave es que te decidas a salir de tu zona de confort y te arriesgues a buscar nuevas fuentes de ingresos económicos que te permitan ganar dinero invirtiendo menos tiempo y esfuerzo.

Hacerlo te dará la garantía de que ningún día se parecerá al anterior, ya que además de mantenerte ocupado, te dará el tiempo libre necesario para llevar a cabo todas las actividades que siempre has querido hacer.

Aunque son muchas, a continuación te presentamos las ventajas más importantes de ser tu propio ‘jefe’; es decir, de contar con una fuente de ingresos controlada 100% por ti mismo:

Comodidad

Dedicarte a desarrollar y administrar fuentes de ingreso bajo tu control, tu tiempo, vestimenta y plan de actividades del día no dependen de nadie que no seas tú mismo. Gracias a la apertura y rapidez que brinda el internet, podrías estar cerrando importantes tratos, haciendo labor de convencimiento con un nuevo cliente o brindando asesorías de tu especialidad desde la comodidad de tu casa, en pijamas o sin maquillar, por ejemplo.

No hay distancias
Una vez más, la red de internet es un importante aliado cuando se trata de impulsar pequeños negocios y fuentes de ingreso nuevas. Trabajando desde donde te encuentres, ya sea tu casa o tu lugar de actividades, evitas el tiempo, esfuerzo y dinero que se invierte en los traslados, que suelen ser prolongados y tediosos, sobretodo en las grandes ciudades.

Organización libre

No tener horarios establecidos es una de las mayores bondades de trabajar bajo tu propio mando. Al no tener que cumplir con horas-oficina, eres libre para decidir en qué momento agendar una cita con el médico, reparar el auto, atender compromisos familiares o salir de viaje. Si la inspiración para desarrollar algún proyecto llega de madrugada, no tienes que esperar hasta la mañana para asistir a trabajar. Tú decides cuándo y cuánto trabajas, y en la medida que lo hagas serán las ganancias que recibas.

Libre de jefes
Poco o casi nada se compara con la autonomía y libertad que te brinda trabajar por tu cuenta. La gente con la que te relacionas pasa de ser tu superior a tus aliados, ya que se trata de los clientes que mantienen andando tu negocio o proyecto. La diferencia en este caso es que tú decides con quién y por cuánto tiempo trabajar, permitiéndote ser selectivo y exclusivo en tus decisiones.

La mejor manera de romper con la rutina es empezar un negocio que sea tuyo, a tu manera. Emprende un Negocio de Máquinas Expendedoras y da el primer paso a convertirte en un empresario. 

3 Formas de tener más tiempo para ti



Si tu objetivo es ser feliz, pierdes el tiempo en buscar la felicidad en forma de productos de consumo como ropa, zapatos, objetos de entretenimiento, viajes o cualquier otro tipo de diversión.

Aunque sin duda, cualquiera de ellos te dará satisfacción y la sensación de tener felicidad, todos son consecuencia de un factor que es clave: tener tiempo para ti mismo. ¿Has pensado en todas las cosas que podrías hacer si no tuvieras tantos deberes pendientes?

De poco nos sirve saber que con más tiempo libre podríamos llevar a cabo las actividades que siempre hemos deseado, sin saber cómo obtenerlo. Tomando en cuenta las exigencias de la vida diaria, sabemos que lograrlo suena sumamente complicado. Para ayudarte, a continuación te presentamos algunas sugerencias útiles:

  • Invierte en la bolsa: Aunque parezca ser una actividad exclusiva de expertos financieros o personas con alto nivel económico, la Bolsa Mexicana de Valores permite inversiones en deuda o acciones desde mil pesos. Los importes pequeños suelen ser la carta de entrada para, eventualmente, participar en inversiones mayores. ¿No sabes cómo hacer crecer tus ahorros? ¡Ésta puede ser una gran opción!
  • Invierte en bienes raíces: Expertos señalan que el mercado de los inmuebles ofrece utilidades de hasta el 30% en un perioro de aproximadamente tres años, representando una inversión a mediano plazo. Es importante hacer una elección correcta de tipo de bien que se va a adquirir, además de un análisis de las condiciones de las transacciones a realizar. Por ello, te recomendamos buscar la asesoría de un agente con experiencia en el sector.  
·     Fuentes de ingresos extra: Además de las inversiones de bolsa y bienes inmuebles, existen actividades rentables con cuyos ingresos puedes llegar a garantizarte una adecuada solvencia económica sin sacrificar la mayor parte de tu tiempo. Desde comerciar vía Internet, ofrecer servicios profesionales bajo honorarios, brindar asesorías académicas o de cualquiera que sea el ámbito de tu preparación profesional, hasta cuidar por un par de horas a tus pequeños sobrinos y sus amigos. Cualquier actividad que sea extra, implique poco tiempo y una remuneración económica cuenta como un ingreso adicional que te permitirá aumentar tu capacidad económica.

La mejor forma de tener tiempo para ti es hacer negocios que te generen ganancias sin la necesidad de atenderlos todo el día. La mejor opción es emprender un Negocio de Máquinas Vending, que te exige poco y te permitirá mejorar tu estilo de vida. 

¿No te dedicas a lo que realmente te gusta?


Sin duda, el fin de semana es el momento favorito de quienes trabajan el resto de los días. Pero, al llegar el lunes, es cuando podemos darnos cuenta de qué tan satisfechos estamos realmente con nuestras actividades y nuestro ritmo de vida.

La tristeza del domingo por la tarde, el sentimiento de que todo se arruinó porque toca volver al trabajo el lunes por la mañana, y la idea de que debes ‘aguantar’ tu trabajo porque te permite obtener algo de dinero, son señales inequívocas de que no estás haciendo lo que te gusta.

Ya sea por el entorno o ambiente de trabajo, o porque las actividades que desempeñas están alejadas de tus intereses personales y profesionales, la insatisfacción laboral es más común de lo que piensas.

Aunque la mayoría de las personas permanecen en un empleo a pesar de que no les gusta por el interés económico, hay otros importantes motivos para no abandonarlo, que no son necesariamente positivos. Por miedo al cambio, falta de autoconocimiento, de objetivos y de ambiciones, hay personas que llegan a entregar su vida a un trabajo que nunca las hizo felices.

Detectar que vives en una situación de este tipo, es el primer paso al cambio. Una vez al tanto, tienes dos opciones: sobrellevarla o superarla; es decir, buscar y encontrarle amor a lo que haces, o atreverte a romper el estilo de vida que llevas y dejar de ser empleado. Si eliges la primera, deberás centrarte en fomentar relaciones positivas con tus compañeros, una profunda búsqueda interior de lo que te apasiona y lo que te disgusta, y llevar ambos a la práctica diaria, a la par de las actividades estrictamente laborales.

La segunda opción consiste en cambiar tu vida. Quizá te preguntes ¿De qué voy a vivir si renuncio a mi empleo? La respuesta es: con planeación. No es necesario que la renuncia y el cambio se den en forma inmediata.

El desarrollo de actividades extralaborales que te dejen algún ingreso, por muy pequeño o grande que éste sea, puede significar la puerta al cambio. Antes de abandonar tu actual plaza, encuentra pequeñas fuentes de ingreso que te protejan al efectuar el cambio.

Desde vender postres hasta dar asesorías académicas u ofrecer tus trabajos freelance por Internet, cualquier actividad en la que seas bueno y disfrutes puede empezar a marcar diferencia en tu rutina, y abrirte nuevas oportunidades que con algo de constancia, puedes capitalizar hasta convertirlas en tu modo de vida. 

Para generar un nuevo ingreso, necesitas un nuevo negocio. ¿Por qué no empezar ahora? Descubre lo simple que es iniciar y administrar un Negocio de Máquinas Vending

Ya no recordamos lo que es tener tiempo libre


Algunos analistas financieros y laborales han escrito que la única condición que diferencia a los esclavos de la época de los romanos es la percepción de sueldo y prestaciones. El origen de aquella esclavitud fue la de aprovechar la fuerza de trabajo barata o casi gratuita que los esclavos representaban para que los dueños de riquezas pudieran incrementarlas de manera fácil y rápida.
Con base en las jornadas diarias de hasta 12 horas de trabajo, días de descanso rotativos o nulos, y el consecuente poco tiempo para el esparcimiento, cuidados de la salud, diversión y convivencia familiar que quedan, se llegó a dicha conclusión.
En la actualidad, entre horarios absorbentes y tareas demandantes se va mucho más que el tiempo de los trabajadores. El desgaste se refleja en su salud deteriorada por exponerse al clima o a una misma posición de oficina diariamente, así como en su reducida vida social.
¿Has pensado en todos los compromisos, fechas y momentos importantes de los que te has perdido por estar trabajando? ¿Cuántos años llevas proponiéndote ir al gimnasio, tomar clases de inglés, salir a pasear con tus hijos o incentivar tu vida en pareja?
¡Tantas cosas por hacer! Y de las horas libres a la salida del trabajo, siempre tienes qué decidir entre hacer algo que te gusta y sacrificar horas de sueño, o descansar para repetir la rutina al día siguiente.
La vida sería como la de un estudiante de preparatoria o universidad que ama lo que hace y disfruta estar rodeado de sus seres queridos, mientras cumple con un objetivo de vida. ¡Qué distinto sería el día a día sin horarios impuestos ni preocupaciones económicas!
Aunque parezca de poco impacto, controlar tu propio tiempo te pone frente a un abanico de posibilidades que abarca ámbitos como el profesional, laboral, financiero, amistoso y familiar.

Concientizarte acerca del tiempo que estás dejando ir sin disfrutar de las actividades que en él transcurren, puede significar la motivación que requieres para tomar decisiones y hacer cambios importantes en tu vida. 

Necesitas un ingreso que no te exija sacrificar tu tiempo libre, porque ese no se recupera jamás. Conoce el Negocio de Máquinas Expendedoras y cómo conseguir esa libertad que mereces.