miércoles, 29 de mayo de 2019

El mejor consejo que puede dar un padre, es empezar tu propio negocio



Los padres siempre querrán lo mejor para sus hijos. Claramente siempre se esforzarán porque nada les falte y por atenderlos desde sus necesidades más básicas hasta su desarrollo personal, esparcimiento y diversiones.

Conforme crecen, los hijos toman independencia de los padres y van forjando su propio camino. Es en esta etapa donde los padres entran en un dilema, pues claramente quisieran poder ayudar a sus hijos en todo momento y para todas sus necesidades, pero deben estar conscientes de que poco a poco los hijos, por su propio bien, deberán valerse por sí mismos.

El mejor consejo que un padre le puede dar a sus hijos es el de iniciar su propio negocio. No solo se trata de independizarse del núcleo familiar. La independencia laboral brinda al mismo tiempo increíbles beneficios y altas responsabilidades, pues cuando los ingresos dependen de uno mismo no hay días de descanso ni horarios, uno aprende a trabajar cuando deba de hacerlo y a dejar de trabajar cuando pueda hacerlo (aunque cuando se ven los resultados del esfuerzo muchos no quieren dejar de trabajar).

No es necesario que papá o mamá sean expertos en negocios para conocer las ventajas de ser emprendedor, basta con ver como la mayoría de los empleados en la actualidad deben sacrificar de 8 a 12 horas de su libertad y de su día en un trabajo que si bien, les ofrece estabilidad y certeza económica, no deja de ser el negocio de alguien más con objetivos y prioridades ajenas a sus trabajadores.

De inicio, emprender siempre tendrá ventajas, sobre todo en la calidad de vida. Si vamos mas allá nos encontraremos con los llamados modelos de negocio de ingresos pasivos. Estos representan aún mayores beneficios en lo que a calidad de vida y tiempo se refiere, por lo que son catalogados por los expertos como la clave para ser productivos e iniciar un círculo virtuoso en el que seamos felices con lo que hacemos para hacerlo mejor.

Los negocios de ingresos pasivos exitosos también son lo que todo padre desea para que sus hijos puedan obtener utilidades generosas sin descuidar su vida personal. Este modelo requiere una inversión inicial para echar a andar el negocio, la inversión puede ser de tiempo, esfuerzo o recursos, la idea es que logre poner a trabajar un sistema a nuestro favor.

El más claro ejemplo del emprendimiento de ingresos pasivos exitoso, son las  máquinas vending. Una vez que decides poner a circular tu dinero con ellas, estas máquinas solo requieren instalarse en el lugar adecuado, por lo que es recomendable realizar un análisis del perfil de personas allegadas a ese sitio y colocar los productos que mejor convengan dentro de la máquina.

Después, es cuestión de supervisar que la máquina siempre cuente con producto y que funcione adecuadamente para seguir obteniendo ingresos.

Como vemos, si somos padres o si algún día planeamos serlo, debemos enseñar a nuestros hijos a trabajar, y a hacerlo de manera inteligente, buscando negocios que permitan generar recursos y ganancias sin que tengan que sacrificar su tiempo y calidad de vida. Sembrar la semilla del emprendimiento y el equilibrio entre el bienestar económico y personal, es la mejor herencia que podemos dejar.

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                          

Pasos para armar un negocio vending exitoso




Más que de inyectar fuertes sumas de dinero a proyectos, emprender implica estar atento a las oportunidades, investigar cuál es el mercado más conveniente en el momento y lograr introducirse exitosamente con productos y servicios diferenciados.

La mayoría de los emprendedores mantienen una relación directa entre sus horas de trabajo con sus ingresos, y eso no tiene nada de malo. Al contrario, es natural que entre más tiempo, recursos y esfuerzo invierta una persona, mejores y mayores sean sus resultados y ganancias. Sin embargo, ¿Quién no quisiera trabajar intensamente al principio para echar a andar el negocio y que este continúe prácticamente por su propia cuenta? Bueno, pues ese es el caso de los ingresos pasivos, y el más redituable y exitoso de ellos es el modelo de negocios de las maquinas vending.

Los ingresos pasivos son aquellos que requieren de una inversión (tiempo, esfuerzo o recursos) inicial, para después solo brindarles mantenimiento y supervisión. El negocio de las maquinas vending puede resultar sumamente sencillo y beneficioso para los emprendedores que saben aprovechar las oportunidades.

1 – Detecta el mejor lugar

La clave del éxito de tu maquina vending es el lugar donde este colocada. Puedes recorrer la ciudad, visitando aquellos lugares que tengan un alto tráfico de personas y analizar el perfil de las personas que circulan por ahí.

2 – Elegir la máquina vending correcta

Aunque todos hemos visto en algún momento de nuestra vida la clásica máquina vending que dispensa golosinas, frituras y refrescos, una de estas expendedoras puede ofrecer prácticamente cualquier cosa: agua, lápices, artículos de higiene personal, material médico, baterías para celulares, celulares, guantes, y una infinidad de productos. Esta parte es clave para el éxito de la máquina, pues las altas ventas dependen de ofrecerle el producto correcto al perfil específico de personas que estarán cerca de la máquina.

3- Negociar el lugar

Aunque serás el dueño de la máquina, el lugar donde requieras instalarla puede que no sea de tu propiedad, por lo que deberás hacer la labor de venta y negociación con la persona indicada para conseguir la autorización de colocarla. Debes mostrarle que el beneficio será mutuo, que una máquina atraerá a más personas y se convertirá en un plus al servicio que se ofrece en el lugar.

4 – Mantenimiento y stock

Mantener tu máquina siempre con productos disponibles y en perfecto funcionamiento es la clave para que sigas obteniendo ingresos. Si bien no deberás pasar horas supervisando que esté funcionando, bastará con invertir algunos minutos en una revisión cada 2 o 3 días para cerciorarte que todo esté en orden y funcionando correctamente.

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                          

Entre comprar un carro o una vending, escoge la vending. Te decimos por qué



¿Has escuchado el concepto “Costo de oportunidad”? Todos los días nos enfrentamos a la decisión de consumir un producto o realizar una inversión. Cada una de nuestras decisiones, de lo que hacemos y lo que dejamos de hacer tiene un costo para nosotros (lo solemos identificar como consecuencias). Identificar cuáles son las situaciones con el mayor costo en nuestro día a día nos ayudará a tomar mejores decisiones. 

Comprar un auto es una de las necesidades más comunes en la vida de las personas económicamente activas. Un auto puede representar para algunos un progreso, para otros un patrimonio familiar y para unos cuantos más un premio bien merecido, una forma de sentirse reconocido por sí mismo, familiares y amigos tras los logros obtenidos. Sea cual sea el caso, comprar un auto siempre será una decisión a corto plazo, que por complejo que suene, debería ser pensada a largo plazo.

Pensar la compra del auto a largo plazo nos permitirá analizar situaciones que claramente no se nos dirán en la agencia. Por ejemplo, el vendedor no te especificará que, cuando un auto sale de la agencia pierde automáticamente el 15% de su valor total y cada año que el auto se encuentra en uso o desuso pierde el 10% de su valor de mercado. 

Invertir siempre será una mejor decisión que comprar un auto nuevo. La diferencia entre una y otra decisión podrá traducirse en grandes ganancias, una cantidad importante de dinero que puede hacer la diferencia para asegurar el futuro de una persona y su familia. 
Volviendo al tema de los costos de oportunidades, el auto es solo una de tantas decisiones que tomamos todos los días. Evaluar activamente y sobre todo con paciencia e información las decisiones que tomamos diariamente nos permitirá sacar mejor y mayor provecho a las oportunidades que se nos presentan. 

Informarnos es crucial para el éxito financiero. Para tomar cualquier decisión que involucre el uso de nuestro capital, debemos estar al tanto de cuáles son los negocios que están dejando mayores rendimientos y cómo podemos introducirnos en esos mercados.  Además de investigar los modelos de negocios que mejor se adapten a nuestras necesidades, como el caso de las inversiones pasivas. 
Estos modelos se representan de manera excelente con las máquinas vending. Basta con realizar una primera inversión de recursos, tiempo y esfuerzo para cubrir estos sencillos pasos: 

1- Localizar un lugar conveniente dónde instalar la máquina
2- Hacer labor de negociación para obtener autorización 
3- Instalar la máquina para después, sencillamente ocuparse de darle mantenimiento periódico y abastecerla cuando se requiera. 

Así funcionan los modelos de ingresos pasivos, la inversión fuerte se realiza solo al inicio y después, sin mayor esfuerzo, se continúa teniendo altas ganancias sin sacrificar tiempo y libertad. Antes de estrenar auto, piensa en todas las veces que el importe que piensas invertir en el puede multiplicarse prácticamente solo, sin necesidad de invertirle tiempo ni esfuerzo. A mediano plazo, podrías estar comprando toda una flotilla con tus ganancias. 

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                           

Pasar por un divorcio es complicado, que el dinero no lo sea




El divorcio no marca el final de todo. Los miembros de las parejas que lo viven pasan por un proceso complicado y difícil de llevar, claro que sí, pero especialmente como mujeres, debemos estar preparadas para lograr salir adelante y marcar un parte aguas en nuestra vida.

Cuando se habla de divorcio, hablamos de tres aspectos que lo conforman: El físico, el legal y el emocional.

El divorcio físico se refiere a la etapa en la que la pareja no comparte el mismo espacio, puede ser que no duerman en la misma habitación o que incluso no residan en el mismo hogar. En el aspecto legal tendremos que ver los temas de firma de documentos y la disolución del matrimonio ante la ley, y por último, el que puede ser más complejo y complicado, el divorcio emocional.

Este es el proceso más pesado para nosotras, pues, aunque estemos seguras del paso que queremos dar, suelen hacerse presentes sentimientos de incertidumbre e incluso miedo por la nueva vida que estamos por comenzar, sobre todo para quienes tenemos hijos que aún dependen de nosotras.

Un aspecto que debemos tener siempre en cuenta durante nuestro proceso emocional para mantenernos motivadas es que pase lo que pase, debemos continuar con nuestra vida, salir adelante junto a nuestros hijos. Podemos trabajar, incluso obtener ingresos por nuestra propia cuenta, de manera independiente o fundando un negocio o compañía, para no depender de resoluciones legales de manutención o pensión alimenticia.

¿Quién no ha soñado con disponer de una variedad de ingresos para no tener que preocuparse por el dinero? Bueno, pues eso que gran parte de nosotros ha pensado se llama libertad financiera, y encontrar motivación en esta libertad financiera puede marcar la diferencia en nuestro estado emocional.

La libertad financiera no se debe confundir con riqueza; es más bien un bienestar económico. Ser libres financieramente quiere decir que podemos cubrir todas nuestras necesidades sin que tengamos que realizar actividades o esfuerzos extraordinariamente pesados. Cuando alguien cuenta con libertad financiera no quiere decir que tiene altos ingresos. Este término se refiere a poder disponer de la mayor parte de tu tiempo, teniendo cubiertas todas las responsabilidades y necesidades económicas. Como madres que iniciamos una nueva etapa, ahora solteras, esto es muy importante para lograr dedicar tiempo suficiente de calidad a nuestros hijos sin sacrificar sus necesidades económicas.

Aunque pueda parecer un sueño, lograr la libertad financiera no es tan complicado. Gracias al auge de los trabajos remotos y a los nuevos modelos de ingresos pasivos, podemos desarrollar negocios que generen nobles ganancias sin la necesidad de que estemos 12 horas al día supervisando que las cosas se hagan adecuadamente, ni trabajando para alguien más. Un ejemplo perfecto de esto es las maquinas vending, a las que solo invertiremos tiempo y esfuerzo de manera inicial al colocarlas. Iniciar en el negocio de las máquinas vending es sinónimo de poner a circular tu dinero. Bastará con mantenerlas abastecidas de producto y realizarle un sencillo mantenimiento periódico para continuar obteniendo ingresos de manera constante y sin descuidar a tu familia.

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                            

No pierdas tiempo inventando el hilo negro de los negocios. Este es el secreto de la libertad financiera



Parte de ser un buen emprendedor es saber mantenerse receptivo a lo que sucede a nuestro alrededor, identificar oportunidades y utilizar todos los elementos necesarios para aprovecharlas. La mayoría de los trabajadores viven con ingresos activos (o también llamados ingresos recurrentes). Este tipo de ingreso demanda alto nivel de atención, requiere que el trabajador este permanentemente activo, debe dedicar horas y horas al día, día tras día a lo largo de semanas y meses para lograr cobrar a sus clientes o patrones. En otras palabras, genera ingresos económicos intercambiando su tiempo, por dinero.

Hay quienes trabajan para alguien más de 8 a 12 horas por día sin poder decidir qué hacer o cuándo hacerlo, pues deben presentarse a trabajar todos los días para cobrar un sueldo seguro a la vuelta de la semana, quincena o mes. Por otro lado, existen emprendedores que dirigen sus propios negocios, estos trabajan aún mas que los anteriores pues deben ocuparse de clientes, proveedores, empleados, comunicación, imagen y todos los aspectos de su negocio para continuar obteniendo ingresos.

Sin embargo, existen otras formas de obtener dinero. Modelos de negocio en donde no es necesario invertir todos los días grandes cantidades de tiempo y esfuerzo para obtener altas ganancias. Nos referimos a los ingresos pasivos.

Los ingresos pasivos tienen la enorme ventaja de que solo es necesario trabajar una vez en ellos y después estos generarán ingresos por si mismos sin necesidad de re invertir el mismo tiempo, recursos y esfuerzos que se invirtió al inicio.

El ejemplo perfecto de este modelo son las máquinas vending. Para que funcionen, al inicio inviertes tu tiempo y esfuerzo buscando el lugar ideal para colocarla, si es necesario realizas una negociación para obtener el permiso y ¡listo!, ahora solo debes sondear periódicamente el estado de la máquina para cerciorarte de que se encuentra en buen estado y que pueda continuar generando utilidades.

Si bien el modelo de ingresos recurrentes te ofrece estabilidad y seguridad en ingreso, ya que cuentas con una visión clara de tus ingresos a corto y mediano plazo, tiene como costo una gran demanda de tiempo y libertad. El ingreso activo, que podría considerarse como el modelo de trabajo en el que se encuentran la mayoría de los emprendedores, muestra como ventaja el que, en el mejor de los casos, entre más recursos inviertas, mayores serán tus ganancias. Sin embargo, esto mismo puede convertirse en una desventaja ya que el ingreso está directamente ligado a la capacidad de producción del emprendedor, el cual, no siempre podrá estar dispuesto a laborar. En términos más sencillos, si se enferma o se encuentra de vacaciones dejará de obtener utilidades, y esto tambaleará sus finanzas y sus proyectos.

Su ausencia podría ser suplida por la contratación de personal, pero esto acarrea otras responsabilidades, aumento en los gastos fijos y pérdida de control, pues deberá delegar responsabilidades a los empleados.

Al comparar las diversas formas de obtener ingresos podemos concluir que no hay nada mejor que los modelos pasivos, sin embargo, esto no quiere decir que obtener ganancias será un paseo en el parque. Deberás invertir tiempo y esfuerzo en primera instancia para lograr poner en marcha tu máquina vending y que esta genere ingresos por si sola mientras tu disfrutas de tu tiempo y libertad, dando mantenimiento y supervisándola de vez en cuando.

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                       

Así es como podrías estar de antro cada semana sin preocuparte por el dinero



Durante los primeros años de nuestra vida e incluso hasta que nos convertimos en adultos jóvenes, todo lo que conocemos y poseemos, se lo debemos al esfuerzo de alguien más. Generalmente, son nuestros padres quienes se encargan de proveernos educación, salud, y diversiones. Sin embargo, es normal que entrada cierta edad, nuestras aspiraciones rebasen el límite económico del núcleo familiar. 

Esto motiva a los jóvenes a buscar formas de ganar sus propios ingresos, ya sea para aportar a la economía familiar, o bien, para dejar de depender de sus padres y empezar a llevar un estilo de vida distinto y propio.

Cuando llega esta inquietud, generalmente viene acompañada de una enorme desorientación. Es normal que los jóvenes tengan claro qué es lo que quieren: “Libertad, independencia, compras, viajes, apoyo familiar” pero no saben cómo conseguirlos, pues en esta etapa la mayoría continúa cursando algún grado escolar, o simplemente, la inexperiencia nubla su panorama. 

Acostumbrados a disfrutar de fiestas, paseos y su manutención general sin haberse empleado antes en ningún trabajo, los jóvenes se preguntan ¿Qué puedo hacer para ganar dinero? La respuesta para quienes desean seguir disfrutando de su vida social y continuar sus estudios, por mencionar un par de actividades comunes en la gente joven, es la generación de ingresos pasivos.

Los ingresos pasivos son una manera poco convencional de ganar dinero. Acostumbrados a que, para obtener un sueldo, es necesario rendir una jornada de al menos ocho horas diarias en un centro de trabajo, los ingresos pasivos son vistos como una manera de “ganar dinero sin trabajar”; pero no debemos confundirnos. Los ingresos pasivos requieren, primero, haber ahorrado un capital para ponerlo a trabajar y multiplicarse. Además, para que un proyecto de ingresos pasivos sea exitoso necesita el respaldo de una idea novedosa, y/o una estrategia bien planeada. No se trata de que el dinero caiga del cielo, se trata de inyectar tu dinero en negocios funcionales, para empezar a recibir ganancias. 

¿Cómo identificar un buen negocio de ingresos pasivos? 

Aunque la evidencia más efectiva de que un negocio de ingresos pasivos va por buen camino es el flujo de ganancias, a continuación te compartimos algunas características que te ayudarán a medir su desempeño:

Tu dinero se multiplica: No solamente se trata de recuperar lo invertido. Un ingreso pasivo debe estar en constante crecimiento, sin tope de ganancias. Esto es, multiplicar tu inversión inicial, y luego la ganancia de esa inversión, y así sucesivamente…

La gente paga por tu idea: ¿Logras que la gente entregue su dinero a cambio del producto o servicio que pusiste en marcha? Felicidades, esto es señal de que tu ingreso pasivo seguirá creciendo.

Proceso sistematizado: Para que se siga llamando ingreso pasivo, debe requerir el mínimo esfuerzo del inversor. Esto es, que el proceso necesario para la obtención de ganancias funcione por sí mismo. Simplemente, transformando la necesidad del cliente en un producto o servicio para el, y en dinero para ti. Y ya. Los ingresos pasivos deben funcionar de manera automatizada.

El mejor ejemplo de un negocio que aporta ingresos pasivos a su propietario, es el de las máquinas vending. Poner a trabajar una máquina vending es sinónimo de poner a circular tu dinero sin mover un solo dedo. Para los jóvenes, el negocio del vending es el campo ideal para iniciarse en el terreno del emprendimiento, pues su éxito está prácticamente asegurado. ¡Todo el mundo recurre y seguirá recurriendo a la compra de productos en alguna de estas prácticas y novedosas máquinas! Al invertir en una vending, tu dinero no solo se recuperará, sino que se multiplicará hasta convertirse en una fuente de ingresos segura y constante, que te permita mantener tu estilo de vida sin que eso represente un dolor de cabeza para las finanzas familiares.

¡Piénsalo y empieza ya a cimentar un patrimonio propio! Lógralo con Grupo Biz. 

Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

                                        

Mi abuelo siempre decía, haz tu trabajo y algo más que te de dinero extra




La preocupación por la falta de dinero parece ser un común denominador entre la población económicamente activa. No importa qué tan alto o bajo sea tu sueldo, seguramente (al igual que la mayoría de las personas), muy seguido notas que no es suficiente para solventar por completo tus necesidades y gustos personales. La tensión incrementa cuando además, tienes hijos o familiares que dependen de ti.

No importa si eres empleado de una empresa, o si trabajas por tu cuenta. La necesidad de productos y servicios actual parece insostenible si dependemos de una sola fuente de ingresos. La situación se agrava cuando nos enfrentamos a momentos imprevistos, por ejemplo complicaciones en la salud, procesos legales, o simplemente la pérdida del empleo.

La tendencia indica que para resolver estos problemas, lo mejor es no depender de una sola fuente de ingresos, y buscar, o bien, generar entradas extra que funcionen como una especie de salvavidas financiero. La mayoría de las personas encuentran en sus hobbies o aficiones la oportunidad perfecta para recrearse y al mismo tiempo, ganar un poco de dinero extra. Por ejemplo, hay quienes durante la semana mantienen un empleo con horario regular, y por las tardes o en los fines de semana imparten clases de un idioma extranjero que dominan, entrenan algún deporte o venden manualidades que ellos mismos fabrican.

Por eso, para empezar a generar ingresos extra, es importante detenernos a pensar en qué somos buenos, qué podríamos emprender de manera sencilla, fácil, y redituable. Por otra parte, si a pesar de haber identificado en qué somos buenos, seguimos sin contar con el tiempo necesario para desarrollar esta actividad, probablemente hallaremos nuestro soporte financiero en los ingresos pasivos.

¿Por qué se llama ingresos pasivos?

Como su nombre lo indica, los ingresos pasivos son los que obtenemos sin tener que invertir tiempo ni esfuerzo constante en esa ganancia. Aunque el término no nos resulte familiar, los ingresos pasivos están representados en actividades tan sencillas como la renta de propiedades, el cobro de regalías por la comercialización de obras de arte, y las máquinas vending. Este último ejemplo es el más común y probablemente el más práctico de todos. ¿Quién no hemos visto y comprado productos de una de las máquinas que ponen a nuestro alcance golosinas, bebidas y diversos artículos, justo en el lugar y en el momento en que los necesitamos?

El negocio de las máquinas vending es ideal para quienes, a base de tiempo y esfuerzo han reunido un poco de ahorros, y desean ponerlos a trabajar para que regresen multiplicados en buenas ganancias. Tú también puedes ser propietario de una máquina expendedora y empezar a ver los frutos de tus horas de trabajo. ¡Anímate, en Grupo Biz te brindamos toda la asesoría y facilidades que necesitas para hacerlo!


Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!