martes, 24 de julio de 2018

¡Estás perdiendo dinero!


Valentía, dedicación, constancia, astucia y una gran percepción, son sin duda las principales cualidades de todo emprendedor. Con ellas es capaz de sacar adelante sus proyectos, de adaptarlo a las exigencias de sus clientes que se actualizan constantemente y de identificar en qué momento poner, quitar o cambiar algo.

Sin embargo, en el camino hacia la consolidación de tu negocio, tener ese objetivo no implica que no puedas iniciar otros proyectos que sumen (principalmente ganancias económicas) a tu causa. Recuerda que cada vez que no emprendemos, estamos perdiendo dinero, perdiendo la posibilidad de tener un ingreso extra.

Para hacerlo, es vital que como emprendedor desarrolles la cualidad de detección de nuevas oportunidades de negocio. ¿Cómo hacerlo? Te dejamos algunos tips:


  • Las debilidades de tu competencia pueden ser tus fortalezas: Identifica qué necesidades de las personas no son cubiertas, o bien, no se satisfacen de la manera deseada en los consumidores. Por ejemplo, desde un mal servicio al cliente en una tienda de conveniencia, hasta la falta de una de ellas pueden ser aprovechadas por ti para empezar a satisfacer esa demanda.
  • Identifica ¿Qué esperan los clientes de mí?: No se trata únicamente de montar un negocio o de ofrecer un producto. Imagina que tus clientes necesitan naranjas, pero tú vendes toronjas. Aunque es similar, no estarán satisfechos y buscarán quien les ofrezca exactamente lo que buscan; cuando lo encuentren te suplirán por ese nuevo proveedor. Para que mantengas su preferencia y asegures que acudirán a ti para adquirir el producto o servicio que requieren, es importante que identifiques exactamente qué es lo que necesitan.
  • Establece una ubicación estratégica: En este momento ya sabes qué puedes hacer mejor que la competencia y qué necesitan exactamente tus clientes potenciales. La ubicación del lugar donde ofrecerás tus productos o servicios es la siguiente decisión por tomar. Es de suma importancia considerar que sería poco útil tener la capacidad de proveer justo lo que necesitan, pero estar fuera de su alcance. Así que identifica un espacio céntrico y accesible, donde quienes ya necesitan de ti puedan verte y quienes aún no te conocen puedan encontrarte y convertirse en tus próximos clientes.
En el caso de un Negocio de Máquinas Vending, por ejemplo, identifica espacios como salas de espera, oficinas o cualquier lugar a donde pueda acudir tanto una persona que busque mitigar su apetito con un snack, como otra que, pasando por ahí, quede antojado por el buen aspecto y variedad de la expendedora. Vale la pena considerar un negocio de este giro, con una ubicación estratégica es garantía de éxito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario