martes, 22 de enero de 2019

Los 5 grandes mitos sobre el emprendimiento

negocio de maquinas expendedoras

Como sucede con algunas otras cosas que no son ordinarias, las personas suelen generar ideas, que se convierten en mitos alrededor de lo que desconocen, y de temas que probablemente les generan miedo, ansiedad o desconfianza.

Algunas de esas ideas pueden llegar a frenar el deseo de quienes buscan su independencia laboral, y quieren convertirse en emprendedores. Para que esto no te pase, a continuación, exponemos los cinco grandes mitos sobre el emprendimiento, y en qué consisten: 

  1. Emprender requiere una millonaria inversión: Empecemos por decir que quien emprende, ya está invirtiendo su energía, pasión, conocimientos y dedicación a su nuevo proyecto. Para llevar todas sus ganas al siguiente nivel, sin duda, el factor económico es clave. Sin embargo, es mentira que para lograrlo se requiera tener una cuenta bancaria con cifras de muchos ceros. Con un poco de ahorros, y con el apoyo de los diversos financiamientos que tanto el sector privado como el público ofrecen de manera confiable y seria, es posible, sencillo y la mayoría de las veces rápido hacerse de los recursos necesarios para iniciar un proyecto.
  1. Para emprender necesitas una idea innovadora, que sea 100% original: Muchas personas confunden el concepto de innovación, con crear algo desde cero y que además sea original, novedoso y gustado por los consumidores, desanimando a futuros emprendedores que pueden llegar a sentir que sus ideas no son lo suficientemente atractivas. Sin embargo, esto está fuera de la realidad, ya que la innovación no necesariamente debe verse reflejada en el producto o servicio que se venderá; también se puede innovar en el proceso de elaboración, o en el modelo de negocio, por ejemplo. A veces es más valioso afinar ideas ya existentes, pues al final de cuentas, la mejor innovación será siempre la de quienes logren posicionarse en el gusto de los clientes de su mercado.   
  1. Todo emprendedor debe tener socios: La falta de experiencia o de dinero puede hacer sentir a quienes tienen la intención de emprender, que no son capaces para hacerlo. Sin embargo, nunca se es demasiado joven, viejo, adinerado, pobre o solitario para atreverse a iniciar un negocio propio. Con socios o sin ellos, una persona organizada, trabajadora y con visión puede llevar al éxito su proyecto.
  1. Los emprendedores viven sin estrés: Las personas pueden confundir las libertades de decisión, de horarios y de tiempos para vacacionar o llevar a cabo otras actividades que gozan los emprendedores, con la poca complejidad de su trabajo. Aunque todas esas bondades ciertamente forman parte del estilo de vida de un emprendedor, el estrés y la carga laboral de alguien que trabaja por su cuenta puede ser igual o incluso mayor que la de un asalariado. Como en todas las personas, el manejo del cansancio físico y mental que el nuevo negocio le acarrea dependerá de la preparación y la salud emocional de cada emprendedor.
  1. Todos pueden ser emprendedores: Aunque este mito tiene algo de cierto, ya que emprender no es exclusivo de ningún género, rango de edad o posición social, el ámbito del emprendimiento es un tanto exigente. En otras palabras, emprender no es para todos; es para quienes tienen decisión, empuje, valentía, organización y objetivos claros de cómo y hacia dónde quieren encaminarse. Tú puedes emprender si en verdad tienes las ganas de hacerlo, pero más que nada, si cuentas con la voluntad necesaria.
Si estás listo para emprender, considera empezar un Negocio de Máquinas Expendedoras, que te permita vivir sin estrés y poco a poco alcanzar la libertad financiera que buscas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario