jueves, 26 de marzo de 2020

10 cosas que frenan el éxito de tu máquina vending


Cuando escuchamos las palabras máquinas vending o expendedoras, distintas imágenes pueden llegar a nuestra mente. Desde el viejo aparato tragamonedas que entrega refrescos, hasta las más nuevas y sofisticadas capaces de recibir pagos por medio de aplicaciones móviles y tarjetas bancarias.
Para quienes forman parte de este negocio la visión es mucho más amplia, pues además de preocuparse por la apariencia y buen estado de las máquinas, deben considerar otros factores igual de importantes, como su ubicación, mantener la variedad de los productos, cuidar su caducidad, y administrar los ingresos en reinversión para abastecerlas.
La máquina expendedora es una pequeña empresa de venta de productos, cuyo esquema debe monitorearse para detectar oportunamente, como en todo negocio, errores y debilidades que apenas surgen antes de que se conviertan en grandes obstáculos. Si bien, hemos dicho que el negocio del vending es fácil de entender y requiere de poca inversión y bajo esfuerzo, es importante saber que aún con sus ventajas, existen varios factores que podrían obstaculizar su éxito, por ejemplo:
  1. Problemas técnicos: Vayamos a la raíz. Una máquina expendedora en malas condiciones técnicas, aún provista de buenos productos, será incapaz de brindar una buena experiencia de compra. Como todo aparato tecnológico, la vending es susceptible de sufrir desperfectos inesperados, incluso en sus modelos más nuevos. Para prevenir descomposturas y fallos, es esencial realizar en tiempo y forma el mantenimiento preventivo adecuado, así como atender de inmediato cuando se detecte un problema en su funcionamiento.

  1. Logística: Cuando un producto se agota u ocurre una falla técnica, el propietario o administrador de la máquina expendedora no siempre se encuentra en el lugar, o al menos cerca de ella para solucionar el inconveniente. El tiempo que demora en notar el desabasto o en percatarse de la falla genera la pérdida de ventas y la molestia de los clientes; ambas derivan en una disminución de las ganancias. Para subsanar estos vacíos, es importante crear una buena estrategia logística de surtido de productos, así como para mantenerte enterado de lo que ocurre con tu expendedora. Una buena forma de lograrlo es utilizar un software especializado en administrar inventario, rutas de entrega y ganancias del negocio. 

  1. La expectativa de “hacerte rico” con una expendedora: Quien se dedica al vending sabe que este no es un trabajo de tiempo completo, y probablemente es por eso que se vuelve tan atractivo para invertir dinero y emprender un negocio en este ámbito. Es importante que quienes toman esta decisión tengan en claro que las expendedoras son una magnífica forma de generar ingresos pasivos; es decir, hacer crecer el dinero invertido sin dedicarle tiempo ni esfuerzo constante a lograrlo. Aunque la inversión tiene un retorno prácticamente asegurado, al tratarse de un negocio confiable, es poco probable que con una sola máquina el emprendedor genere los ingresos necesarios para abandonar otras fuentes económicas. Será con el paso del tiempo y con la conformación de su propia red de expendedoras bien ubicadas y funcionando con éxito, como podrá alcanzar la libertad financiera.

  1. Mala relación con proveedores y clientes: Como en toda relación de trabajo, es importante elegir bien a quienes serán tus compañeros pues, en mayor o menor medida, eventualmente necesitarás de ellos. Por eso, es importante que desde el primer momento establezcas junto a tu arrendador, el esquema de ganancias y fechas de pago, entre otras condiciones que permitirán que tu negocio funcione. Recuerda que este servicio requiere de una gestión continua, por lo que establecer una relación firme puede ayudarte a solventar imprevistos, y te dará solidez. 

  1. Máquinas viejas y poco atractivas: Se dice que de la vista nace el amor. Por eso, contar con un equipo moderno, limpio y bien organizado es la mejor carta de presentación ante tus clientes. Asegúrate que tu expendedora cumpla con estas características.

  1. Mala administración: Presentar retrasos o incumplimientos en el pago de una renta o comisiones a terceras personas que colaboran en tu negocio, ya sea brindándote un espacio para colocar la expendedora o ayudándote en las labores de monitoreo y abastecimiento, es señal inequívoca de una mala administración, y un foco rojo que te invita a replantearte el uso que estás dando a los recursos, o bien, a buscar por qué no estás teniendo los ingresos suficientes para cubrir estas obligaciones. 

  1. Falta de comunicación: Aunque esto forma parte de establecer una relación sólida con quienes forman parte de tu proyecto, también es importante que tus clientes sepan cómo comunicarse contigo, pues ellos son los primeros en detectar anomalías en la máquina o en los productos que ofreces a través de ellas. Asegúrate de colocar en un espacio visible tus datos de contacto e invítalos a ofrecerte sus comentarios.

  1. Máquinas vacías: Sobra decir por qué, cuando una expendedora está vacía, está orillando a su propietario al fracaso, pues sin productos qué ofrecer no hay lugar para la venta, y por lo tanto, no hay ganancias. Asegúrate de monitorear el abastecimiento de la máquina vending y anticípate para resurtir los productos, antes de que estos queden agotados.

  1. Fallas constantes: Imagina que intentas comprar en una expendedora: pagas, eliges tu producto, pero la máquina no te lo entrega. ¡Qué molestia! ¿Verdad? Ahora imagina que esto le pasa a una y otra persona, sin que el problema sea solucionado. El registro de fallas constantes no solo aleja a tus clientes, también te crea una mala reputación e imagen.

  1. Dificultades para pagar: La tendencia indica que cada vez es menos común llevar a cabo compras y pagos con dinero en efectivo. Esto representa que, una expendedora que no es capaz de recibir transferencias a través de aplicaciones móviles, o pago con tarjetas bancarias, probablemente se perderá la intención de compra al menos una, o varias personas por día, dejando así de generar ganancias y con ello poniendo en riesgo el éxito del negocio.
Nadie nace sabiendo. Afortunadamente, para iniciar tu negocio de expendedoras, cuentas con Grupo Biz. Permítenos ayudarte a ser un exitoso emprendedor, y desarrollar tu negocio de máquinas vending de la mejor manera. Acércate a nosotros y empieza a planear tu proyecto, estaremos contigo de principio a fin. ¡Contáctanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario